Las emociones sirven para llegar al peso ideal