Beneficios de la crema de verduras

cremas de verdurasEntre la gastronomía popular y tradicional de todos los países del mundo se destacan las sopas y cremas de legumbres y verduras, donde el ingrediente principal es el agua, razón por la cual son eficaces para mantener un buen nivel de hidratación corporal, muchas cremas y sopas son de bajo aporte calórico y sus beneficios a la salud innumerables, esto las hace casi imprescindibles en la mesa de cualquier hogar la mayor parte de los días del año.

Su excelente presentación con variedad de sabores y colores, la convierten en un manjar apetecible y asimilable como es el consumo de vegetales, aunque muchas son repudiadas por los más pequeños de la casa. Sus propiedades nutritivas dependerán de los ingredientes con que las elaboremos, estableciendo una diferencia  nutricional cuando a las verduras agregamos una ración proteica como carne, pollo o pescado. Esta preparación “típica” aporta múltiples vitaminas y minerales que resisten la temperatura de cocción, todas se preparan al fuego y son muy nutritivas, en el caso de agregar proteínas a la cazuela, la sopa o crema se enriquecerá con nutrientes y mucha fibra. No importa si por comodidad o por lo práctico compramos una sopa deshidratada o de sobre, lo importante son los ingredientes sólidos que la componen y la tabla de valores nutricionales que aportan la diferencia es que les falta el agua, para muchos chicos, son preferidas estas últimas por encima de las de preparación casera, aunque expertos aseguran que la sopa o crema casera contiene lo mejor de los nutrientes frescos mientras que la preparada industrialmente perderá gran parte de ellos debido al proceso de deshidratación.

   

Cuando las personas no alcanzan a cubrir sus necesidades energéticas del día, especialmente niños y ancianos, unas cuantas cucharadas de sopa ayudarán  en gran medida y con ello se evita la tendencia de estos grupos a la deshidratación. Para el consumo de este tipo de alimento no existe una regla de frecuencia en el consumo, normalmente una sopa diaria variada de diferentes sabores y presentaciones, una con agregados proteicos y otras simples cremas de verduras y legumbres. También están los purés, algunos con la inclusión de leche o derivados lácteos, son similares a exquisitas sopas y cremas y hasta son de mayor agrado por los pequeños, los ancianos que tienen dificultad con la masticación, también prefieren este tipo de presentación, sea cual sea su formato, lo importante es su valor nutricional al ser preparados en base a vegetales frescos que incluye hierbas, legumbres, granos y tubérculos.

   

Las cremas frescas tendrán mayor valor nutricional y serán más digestivas que las preparadas comercialmente ya que estas últimas aparte del agua deben completarse con un contenido graso estipulado según receta del fabricante. Cuando nos decidimos a preparar una crema de verduras lo primero que hacemos es trocear los ingredientes, cocerlos en agua, condimentar y agregar la parte proteica si así lo queremos. De cualquier forma es un excelente plato de alto valor nutricional muy apetecido y muy buena presencia.