Fucus vesiculosus

Fucus vesiculosusFucus vesiculosus es el nombre que recibe un alga marina que fue hallada por primera vez en las costas de los océanos pacífico y atlántico. Su aspecto es fácilmente reconocible ya que llegan a medir cerca de un metro y contienen unas vesículas infladas con gas nitrógeno y que crecen a ambos lados del tronco central del alga. La Fucus vesiculosus es rica en yodo con el cual se tratan ciertas enfermedades relacionadas con los problemas en la glándula tiroidea. De esta forma se descubrió que esta alga tiene numerosas propiedades que favorecen el incremento del metabolismo, con lo cual se puede perder peso de forma sencilla y sin demasiado sacrificio.

   

Propiedades del Fucus vesiculosus

La Fucus vesiculosus tienen un sinfín de propiedades pero la que le dio la fama por ser un potente aliado contra los kilos de más, es su acción en la glándula tiroidea. Al ser capaz de acelerar el metabolismo, es más fácil que perdamos peso y nos mantengamos en un peso ideal. Por otro lado, tiene propiedades anticelulíticas lo cual le aporta ciertas ventajas frente a otros suplementos dietéticos. Incluso proporciona una sensación de saciedad que resulta de mucha ayuda para aquellas dietas más estrictas y es que los mucilagos que contiene se asientan en el estómago llenándolo. Además, posee una eficaz acción laxante.

   

Efectos secundarios del Fucus vesiculosus

Aunque la Fucus vesiculosus es una planta marina y por tanto se trata de un producto natural, puede tener ciertos efectos secundarios en algunas personas. Debido al alto contenido en yodo de esta alga, debemos tener precaución a la hora de consumirla ya que si sufrimos de intoxicación por yodo nuestra actividad tiroidea puede verse seriamente comprometida. Para aquellas personas con un estomago delicado, esta alga puede causar irritación estomacal y un desagradable regusto metálico en la boca. Por otro lado, el riñón es uno de los órganos que puede quedar afectado si no consumimos este producto con cierta moderación y siempre guiados por nuestro médico.